UN VIGILADOR ABATIDO POR LA POLICÍA TRAS MATAR A SU VECINO Y ATRINCHERARSE EN SU CASA

un vigilador mato a su vecino para luego enfrentarse con la policía y terminar abatido

Locura total por parte de un Vigilador que mató de dos balazos a un vecino en Merlo porque le molestaban los ruidos provenientes de su casa, tras lo cual se atrincheró en el techo de su vivienda, desde donde efectuó disparos que hirieron a dos policías y a su sobrino, hasta que murió en un tiroteo con la Policía.

El incidente comenzó cerca de las 20 de ayer en una casa ubicada en la calle Cossio al 570, del barrio Pompeya, adonde acudieron agentes del Comando de Patrullas a raíz de un llamado a la línea 911 que alertaba sobre la presencia de una persona herida.

Al llegar los efectivos encontraron a un albañil, Gastón Blanco, de 36 años, herido de un balazo en la pierna izquierda y otro en el abdomen, tendido el patio trasero de una vivienda y frente a una pileta. Tras el hallazgo se pidió una ambulancia que trasladó al herido al hospital local para su atención, aunque la víctima no logró sobrevivir a las graves heridas.

Asimismo, los policías advirtieron que al otro lado de la medianera, en una casa lindante, había un hombre armado con una escopeta y con un chaleco antibalas colocado que se escapaba por el techo. El sospechoso, luego identificado como José Antonio Soria, un empleado en una agencia de Seguridad Privada de 52 años, comenzó a disparar hacia los efectivos, quienes debieron replegarse.

El agresor, al verse rodeado, se atrincheró en el techo de su casa, por lo que los agentes solicitaron apoyo a móviles de otras comisarías, que se acercaron y desplegaron un operativo cerrojo en la zona para evitar la fuga y que otros vecinos resultaran heridos. Las calles del barrio fueron cerradas al tránsito y el operativo de seguridad causó gran conmoción.

Cerca de la medianoche, llegó al lugar personal de la División Especial de Seguridad Halcón, cuyos efectivos estuvieron apostados en los alrededores esperando las órdenes de la justicia para actuar y detener al agresor.

Durante el tiempo que permaneció en el techo, el acusado efectuó varios disparos y alcanzó a herir, aunque de levedad, a dos policías y a su sobrino cuando se acercó con intenciones de convencerlo para que depusiera su actitud.

Efectivos del grupo Halcón subieron al techo para detenerlo, momento en que, según las fuentes, el hombre disparó y se produjo un tiroteo en el que murió.

De acuerdo al testimonio de vecinos, el hombre atrincherado tenía en su vivienda armas largas, cortas y chalecos antibalas. Un vecino que se identificó como Yoel dijo que el albañil asesinado «era una excelente persona», mientras que el Vigilador era muy «agresivo» y tenía varias denuncias por violencia.

Sobre el motivo por el que atacó a Blanco, la policía cree que fue porque le molestaba los ruidos que provenía de su vivienda y de la pileta, que lindaba con los fondos de su casa.

Soria registraba al menos tres denuncias por violencia contra vecinos. Una de ellas es del 9 de julio de 2016 por lesiones de arma de fuego en medio de un conflicto vecinal; otra del 7 de julio de 2003 por idéntico delito en Mariano Acosta y una restante por amenazas contra un vecino que lo denunció en el destacamento policial del barrio Pompeya.

Los peritos de la División Casos Especiales de la policía bonaerense secuestraron en la casa de Soria varias armas de fuego, entre ellos un fusil de asalto con mira telescópica calibre .308; una escopeta 12/70 con posta de guerra, y una pistola calibre 9 milímetros y una ballesta de caza y tres chalecos antibalas de uso privado.

EL ABOGADO DE LOS VIGILADORES «LEANDRO MARTÍNEZ CANTER»

leandro martínes canter el abogado de los vigiladores

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*