EL DESESPERANTE AUDIO DE UN VIGILADOS MIENTRAS ERA EMBOSCADO POR MALVIVIENTES

Un Vigilador del EPAS llamó a la Policía cuando era víctima de un violento asalto y quedo todo registrado en la llamada telefónica.

“Me están asaltando, por favor manden un móvil”, dice un Vigilador en un estremecedor audio en el que de fondo resuenan disparos. El material fue difundido en las últimas horas por la Asociación de Trabajadores de la Seguridad de Neuquén.

El reclamo que impulsan los Vigiladores privados cobró fuerza a raíz de los últimos dos hechos delictivos que se registraron en el sector de bardas entre los barrios Z1 e Hipódromo en la Provincia de Neuquén, donde se encuentran los tanques del EPAS (Ente Provincial de Agua y Saneamiento).

“Los perros estaban inquietos y pensé que tenían hambre. Salí a darles de comer y en eso escuché una voz atrás mío que me dijo ‘tirate al piso’”, relató Nelson, víctima del segundo hecho. Es por ello, que “miré de reojo y vi que me había un hombre que me estaba apuntando con un arma a un metro y medio. Así que entré a la garita y me refugié ahí”.

Nelson cree que eran dos los delincuentes que luego comenzaron a patear y disparar contra la puerta de la casilla en la que él se resguardó. La violencia fue tal que lograron tirar la puerta abajo y el vigilador debió ocultarse en el baño, desde donde llamó por ayuda a la Policía. Cada minuto de terror quedó registrado en un audio.

“Estaba re nervioso y no podía marcar y puse en altavoz para que escuchen y ahí pensaron que venía la Policía y huyeron”, relató.

La víctima incluso señaló que el domingo anterior otro compañero sufrió un asalto similar, cuando uno de los ladrones se acercó con la excusa de pedir agua y el cuidador no dudó en ayudarlo.

A pesar de que los ladrones van en busca de plata, no hay mucho de valor en la guardia, y los trabajadores no llevan más que lo necesario; esto es, “el celular y algo de plata para el colectivo”.

EL ABOGADO DE LOS VIGILADORES «LEANDRO MARTÍNEZ CANTER»

leandro martínes canter el abogado de los vigiladores

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*