DE SICARIO A VIGILADOR

El vigilador acusado de sicario, que estaba detenido en la cárcel de Piñero y salía a trabajar como custodio de una estación de trenes de Rosario, fue beneficiado con “falta de mérito”.

Diego Contrera había sido detenido junto a su hermana Yanina, el jueves 15 de agosto pasado, por el crimen de Diego Caraballo, ejecutado de un disparo en la cabeza en la calle Caferatta al 5300, en el barrio Plata de Rosario. Cuatro días después fue arrestado Enzo, el hermano menor de los otros imputados, aunque poco después recuperó su libertad. El fiscal de Homicidios, Florentino Malaponte, imputó a Diego y Yanina como coautores del crimen y la jueza Isabel Mas Varela les dictó prisión preventiva. Sin embargo, la semana pasada Diego fue beneficiado con falta de mérito y automáticamente recuperó la libertad.

Según explicó a PERFIL Ezequiel Torres, abogado defensor del vigilador privado, su cliente acordó una pena de tres años de prisión condicional por portación de arma, un delito menor. El letrado destacó el fallo judicial y reiteró que no existen pruebas como para vincularlo con el crimen de Caraballo. “Le hicieron la prueba de dermotest y salió negativa. Ni siquiera se acreditó si el homicida se fue en auto o en moto. Lo que se sabe es que la persona que le disparó a Caraballo lo hizo a menos de un metro y escapó, propio de un trabajo de sicario en Rosario”, explicó el letrado. Antes de recuperar su libertad, Contrera había sido autorizado para trabajar en la Rosario Sur del ferrocarril Mitre. Salía a las 14.30 y regresaba a las 23.30. Siempre dormía en la cárcel. Hasta la semana pasada, que recuperó la libertad y no volvió más.

EL ABOGADO DE LOS VIGILADORES «LEANDRO MARTÍNEZ CANTER»

leandro martínes canter el abogado de los vigiladores

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*