BALEARON A UN VIGILADOR AL INTENTAR ROBARLE LA MOTO YENDO A TRABAJAR

vigilador herido en el pie

La Vigilador llegaba a su puesto de trabajo en su motocicleta. Dos motochorros lo siguieron y, al darse cuenta de que sería asaltado, aceleró para escapar. Le dispararon en una pierna.

La sangrienta tentativa de robo se produjo alrededor de las 6:15, a media cuadra de una arenera, en la que la víctima trabaja en el área de vigilancia.

Un joven de 26 años, identificado como Carlos M. manejaba su moto como lo hace habitualmente para llegar a su lugar de trabajo.

En avenida Juan de Garay casi Gutniski de la capital correntina, Carlos vio que dos malvivientes se le acercaban con presuntas intenciones de sustraerle su rodado haciendo que frenara.

En un acto de resistencia, el Vigilador hizo una maniobra para esquivar a los asaltantes, uno de los cuales exhibía un arma de fuego, y en ese instante escuchó la detonación.

En principio, el trabajador no supo que estaba herido sino hasta llegar al interior del predio de la arenera en el barrio Quilmes. Allí, sintió un ardor en la parte baja de la pierna izquierda y vio que manaba sangre.

Un proyectil impactó por encima del tobillo. Se trata de una herida con orificio de entrada, pero no de salida. «Tenía la bala incrustada», explicó a época una fuente policial.

Los asaltantes escaparon hacia el barrio Virgen de los Dolores en una moto negra sin patente.

A los pocos minutos del pedido de auxilio enviado al sistema de emergencias 911 concurrió una patrulla del Grupo de Respuesta Inmediata Motorizada 1.

El Vigilador baleado fue asistido en el lugar para después ser llevado a un Hospital, mientras la comisaría Duodécima inició la causa de oficio caratulada como «supuesto robo calificado en grado de tentativa».

La División de Investigaciones Metropolitana y Dirección de Investigación Criminal tomaron cartas en el asunto en procura de identificar a los responsables del ilícito.

EL ABOGADO DE LOS VIGILADORES «LEANDRO MARTÍNEZ CANTER»

leandro martínes canter el abogado de los vigiladores

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*