UN VIGILADOR MATO A UN DELINCUENTE TRAS RESISTIR UN ASALTO

delincuente abatido por un vigilador al resistir un robo

Gustavo Eduardo Obregón resistió a tiros este un robo dentro de su casa de la localidad bonaerense de Glew, partido de Almirante Brown, y su esposa terminó baleada en el rostro y en estado crítico, mientras que uno de los delincuentes murió en un centro asistencial, donde otros dos sospechosos fueron detenidos.

El hecho ocurrió esta madrugada en una casa situada en la calle Roldán 283, de la localidad del sur del conurbano, y la mujer baleada y que esta mañana era sometida a una cirugía fue identificada como Raquel Verónica Arbona de 45 años, empleada del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

Según lo que pudieron reconstruir los investigadores, todo comenzó cuando entre cuatro y cinco delincuentes llegaron a la propiedad con fines de robo, treparon por una pared y de allí al balcón del primer piso, por donde lograron ingresar a la vivienda.

Arbona y su marido, identificado como Gustavo Eduardo Obregón de 46 años, empleado de una Empresa de Seguridad Privada, dormían cuando la mujer escuchó ruidos y a los gritos le advirtió a su esposo que habían entrado varios delincuentes.

Obregón tomó una pistola calibre 9 milímetros de su propiedad y efectuó una serie de disparos, tras lo cual vio que su mujer había caído herida con un impacto en el rostro.

«Por lo poco que pudo contar el hombre, él se defendió del robo con el arma porque los delincuentes estaban armados con palos y cuchillos», dijo a Télam una fuente judicial. Los delincuentes escaparon y de inmediato efectivos de la comisaría 7ma. de Almirante Brown, con jurisdicción en Glew, arribaron al domicilio.

Los policías encontraron a Arbona tendida boca arriba en el piso de la habitación, con una herida que le provocó uno de los disparos en la cara y cerca de ella la pistola 9 milímetros del marido y varias vainas servidas en el suelo.

La mujer fue llevada de urgencia por una ambulancia del SAME al hospital Lucio Meléndez de Adrogué, donde se encuentra internada en estado crítico con un aparente diagnóstico de muerte cerebral, era sometida a una cirugía y se evaluaba un posible traslado a otro centro asistencial.

Buscando en centros de salud de la zona, la Policía detectó que en la Unidad de Pronta Atención (UPA) de la vecina localidad de Longchamps habían ingresado tres jóvenes, uno de los cuales estaba baleado en la espalda y murió en el lugar.

Los investigadores sospechan que el joven muerto, sólo identificado por el momento como «Luis», de 20 años, fue uno de los ladrones heridos por los tiros del dueño de la casa de Glew, mientras que se dispuso la detención de los dos acompañantes, llamados Roberto Daniel Chayan de 24 años y Brian Humberto Chávez de 22.

El fiscal Silvestrini decidió desdoblar el caso en dos causas, una por la tentativa de robo en la que Obregón y su mujer son las víctimas y los aprehendidos los imputados; y otra por el homicidio del presunto ladrón y la tentativa de la mujer baleada, donde por el momento no se adoptó ningún temperamento con el dueño de casa.

Una de las claves de la investigación es determinar si sólo Obregón efectuó disparos o si alguno de los delincuentes que intentaban cometer un robo también portaban armas de fuego. «Hasta ahora todo indica que la única arma de fuego disparada en la vivienda es la del marido», dijo al respecto una fuente judicial, aunque aclaró que se trata de una conclusión preliminar y que hay que esperar los peritajes.

En tanto, sobre Obregón, las fuentes indicaron que se desempeña como Vigilador Privado en una Empresa de Seguridad, que la pistola que empleó la tiene registrada, aunque la portación estaba vencida.

Gustavo Eduardo Obregón de 46 años y Raquel Verónica Arbona de 45 años

EL ABOGADO DE LOS VIGILADORES «LEANDRO MARTÍNEZ CANTER»

leandro martínes canter el abogado de los vigiladores

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*